Tratamiento de acné

Es un tratamiento que se complementa con la utilización de la IPL, ya que aparte de la capacidad de realizar una depilación efectiva también tiene la propiedad de realizar un rejuvenecimiento global en el rostro, cuello, escote. La luz intensa pulsada emite una banda ancha de luz que permite tratar manchas pigmentadas, venitas, cicatrices o estrías y así mejorar la calidad de la piel al estimular la formación de colágeno. La energía de la luz actúa en las capas más profundas de la piel para mejorar gradualmente la tonalidad y textura de la piel.

El tratamiento debe iniciarse con una limpieza profunda de la piel, sin maquillaje ni cremas. Se coloca el gel conductor sobre la zona que se va a realizar el tratamiento. Existe un sistema de enfriamiento que protege las capas más superficiales de la piel. Las mejoras se observan de manera progresiva, en primer lugar, desaparecen las manchas y rojeces, se va recuperando en forma gradual la tonicidad de la piel.